Reloj Profético: Quiebra del sistema monetario actual

miércoles, 8 de julio de 2009

Quiebra del sistema monetario actual

Extracto de la Conferencia: Deshagámonos del sistema monetario y restablezcamos el sistema crediticio de E.E.U.U. - Por Lyndon LaRouche desde Washington, D.C. el 27 de junio de 2009.

video

Aquí Lyndon LaRouche propone la quiebra del sistema monetario mundial y su sustitución por un acuerdo mundial de 50 años basado en un sistema de crédito único, con la advertencia de que de no realizarse perecerán a corto plazo 4.700 millones de habitantes.

El sistema monetario financiero mundial actual está a punto de desaparecer. Y la única oportunidad de que exista una civilización, es someter a éste sistema mundial a una reorganización por quiebra, y reemplazar el sistema monetario financiero actual con un sistema crediticio.

Los imperios de hoy no son imperios de gobiernos como tales, son imperios de consorcios de intereses financieros e intereses monetarios. Y se tienen instituciones, especialmente en el llamado libre mercado, que es la peor forma de gobierno imaginable: en el llamado libre mercado, los intereses monetarios están por encima de los gobiernos. Los intereses monetario financieros internacionales están más altos que los gobiernos. Estos gobiernos controlan la moneda, el sistema monetario del mundo, y de las naciones, y esto es lo que constituye un imperio real. Personas por encima de gobiernos, que controlan gobiernos, en donde se supone que los gobiernos deben respetar el "libre mercado", y el libre mercado es el sistema de la esclavitud de los gobiernos.

Si es que la civilización ha de sobrevivir, vamos a tener que cancelar la mayor parte de los reclamos financieros y monetarios que están pendientes de cobro por allá, y regresar a lo que se llamó el "Sistema Americano".

El mundo como un todo está gobernado por sistemas monetarios. Los sistemas monetarios están bajo el sistema de libre comercio, y son totalmente internacionales. Los intereses financiero-monetarios internacionales controlan gobiernos: cada gobierno de Europa, cada gobierno de las Américas, está gobernado actualmente por un poder imperial llamado sistema monetario internacional. Ellos fijan las tasas.

Es ese sistema monetario mundial, el llamado sistema de libre mercado, el que ahora está estallando. En la medida en que continuemos aceptando la existencia de esa deuda, que es una deuda monetarista internacional, bajo ese sistema, la civilización mundial estará condenada. La única forma en que vamos a salir de este lío, la única posibilidad de recuperación, para cualquier parte del mundo, es cancelar el sistema monetarista internacional actual. Y poner en su lugar, un sistema de estados nacionales, todos soberanos, que declaren su participación común en un sistema de crédito nacional, crédito controlado como un asunto soberano de cada estado. Y combinar estas naciones en un sistema único, estableciendo un sistema de tasas de cambio fijas entre ellas.

China se encuentra hoy en una posición en donde tiene una economía grande, basada principalmente en el mercado de Estados Unidos y Europa, y algunos otros países. Pero Estados Unidos estaba exportando su industria, desindustrializándose, igual que Europa también, por este mercado. Cuando se desplomó este mercado, China se encontró a sí misma con un presupuesto basado en las premisas de que este mercado global iba a seguir existiendo, y expandiéndose, y súbitamente, este mercado se había desplomado. Y el desplome de este mercado significa que no se va a volver a recuperar nunca más. Así, China enfrenta una crisis.

Rusia enfrenta una crisis en donde depende de las exportaciones de materias primas, en particular energía, gas natural, petróleo, y así sucesivamente, este tipo de cosas. De repente, Rusia dependía de esto pero ¡el mercado se desplomó! porque el mercado mundial se desplomó. Así que Rusia sufre ahora una crisis grave.

India tiene una crisis menor pero también tiene una enorme población de pobres. Es más estable, porque es menos dependiente de las exportaciones, pero tiene una gran población empobrecida.

Así que, lo que se necesita es un sistema de cooperación global, entre sistemas crediticios, en los que reconozcamos que el mundo necesita, en términos de niveles de producción físicos, mejoras físicas a las condiciones de vida. Tiene que ser soberano, los estados nacionales soberanos son los encargados de hacerlo.

Esto significa que se tiene que diseñar un acuerdo de 50 años sobre una organización de crédito entre estados nacionales, en el que podamos integrar los objetivos y propósitos de la recuperación de estas naciones.

Ahora, eso significaría someter al sistema a la quiebra. Y se restringiría la cantidad de deuda a un sistema bancario estable, bajo reglamentos del sistema crediticio. Mientras sigamos exigiendo que se desplome la economía mundial con el fin de pagar una deuda que crece cancerosamente, no hay forma de recuperarnos.

Bajo las reglas actuales, del sistema actual, y bajo las reglas de la globalización, no hay oportunidad de que sobreviva la civilización en ninguna parte de este planeta, actualmente! Así que vamos a tener que hacerlo, hacer esta reforma, porque no hay otra alternativa: se tiene que hacer esa reforma, a menos que se quiera que se desplome la civilización y pasar de 6.7 mil millones de habitantes sobre este planeta, a menos de 2 mil millones, de una forma bastante rápida.

Si lo hacemos, sobreviviremos. Y esta es la única oportunidad. Si no se hace, entonces el planeta entero entrara en una edad de las tinieblas, peor que ninguna otra de que se tenga registro! Y eso, en el corto plazo.

Bajo el sistema actual, la civilización no tiene oportunidad -nos dirigimos a una edad de las tinieblas. Esto no es una crisis financiera. Esta no es una depresión. Esta no es una recesión. Esta no es una mera crisis financiera. ¡Es una crisis de desintegración del sistema! Y si se ven las cifras, sobre empleo y producción, en Estados Unidos y otros países, como en Europa, se ve la tasa a la que están desapareciendo industrias claves, se ve lo que está sucediendo con la agricultura, lo que se ve es una tendencia, ahora, bien establecida, en dirección hacia reducir la población mundial en unos 2 mil millones de personas, por abajo de los 6.7 mil millones actuales. Así que por lo tanto, no tenemos otra alternativa sino llevar a cabo este tipo de reforma.

Fuente: http://espanol.larouchepac.com/news/2009/07/07/larouche-en-reuni-n-con-diplom-ticos-deshag-monos-del-sistem.html

Video de la conferencia: http://espanol.larouchepac.com/media/2009/07/04/excerpto-de-la-videoconferencia-pregunta-sobre-bric-y-la-inf.html-0